jueves, 19 de enero de 2023

Sly Flourish: Terminar las Sesiones Antes de una Gran Batalla

Nota: Este artículo es una traducción de la página Sly Flourish.com cuya autoría es de Mike Shea y del cual tenéis el enlace al post original aquí. Esta traducción se realiza con su consentimiento expreso. Os invito a seguirle a través de su página Sly Flourish y su twitter @SlyFlourish o incluso apoyarle a través de su Patreon. Puedes ver otros artículos traducidos siguiendo este enlace.

Terminar una sesión justo antes de una gran batalla es un truco muy poderoso para dungeon masters vagos. Os da el próximo inicio fuerte. Hace que los jugadores y jugadoras se entusiasmen con la siguiente sesión. Os da tiempo para planear vuestra gran batalla. Y añade un poco de respiro a tu próxima sesión. No obstante, no es la solución perfecta.

Hoy vamos a profundizar en las ventajas y desventajas de terminar las partidas antes de las grandes batallas.

Saber lo que Viene Después

Empezaremos con algunas ventajas por terminar una sesión antes de una gran batalla.

En primer lugar, sabréis exactamente dónde empezará vuestra próxima sesión. Una gran batalla es un inicio fuerte casi perfecto. Empezar una partida con una pelea es una forma fácil de captar la atención de la gente, pero es especialmente potente si los jugadores y jugadoras saben con antelación que la batalla se avecina.

En segundo lugar, terminar antes de una gran batalla añade emoción y dramatismo a la siguiente sesión. Ofrece un gran cliffhanger que mantiene a tus jugadores y jugadoras expectantes por la siguiente partida.

En tercer lugar, terminar antes de una gran batalla os da más tiempo para preparar esa batalla. Sabéis exactamente dónde empieza vuestra próxima partida y sabéis que va a ser importante. Esto os da tiempo para preparar un mapa chulo, retocar algunos monstruos y pensar en cómo podéis girar los indicadores para adaptar la batalla. Todos los detalles complicados de la preparación de una batalla contra un jefe no se desperdiciarán porque sabéis que la batalla va a tener lugar.

En cuarto lugar, como empezáis con una gran batalla y esas batallas llevan su tiempo, no tenéis que prepararos tanto para el resto de la partida. Os da un poco de descanso.

Por último, terminar antes de una gran batalla es mucho mejor que intentar meter con calzador una gran pelea justo al final de la sesión, cuando la energía está baja, el tiempo apremia y los jugadores y jugadoras están pensando en irse a casa. En lugar de eso, terminamos antes (lo que no suele ser malo) y hacemos que los jugadores y jugadoras se entusiasmen con la sesión que está por venir.

Desventajas

Sin embargo, terminar antes de un gran combate no es una situación perfecta. Si un jugador o jugadora no puede asistir a la siguiente sesión, se sentirá triste por perdérsela. La gente está ocupada. Con cuatro o seis jugadores o jugadoras en tu mesa, es probable que alguien no pueda asistir. Puede ser un fastidio para los jugadores o jugadoras perderse un gran combate como éste porque se ha aplazado a la semana siguiente.

No hay una buena solución para esto. Se puede reprogramar para que todo el mundo pueda asistir, pero se corre el riesgo de retrasarlo semana tras semana hasta que todo el mundo pueda asistir. Eso también es arriesgado. La forma más plausible de solucionarlo es aceptar que no todo el mundo puede asistir al combate contra el jefe.

Otro problema es saber hacia dónde se dirige la historia después del combate. A menudo, estos combates contra jefes se producen al final de un arco argumental importante. Nadie sabe a dónde se dirigirán los personajes.

Podríamos aprovechar esta oportunidad para una sesión de descanso en la que los personajes descansen, se recuperen, se entrenen, estudien y se preparen para la siguiente etapa de su viaje. Si la partida es lo bastante corta, puedes terminar la sesión con una gran toma de decisión sobre el próximo destino.

Por último, terminar justo antes de una gran batalla puede resultar repetitivo si lo haces con demasiada frecuencia. Al igual que empezar con una pelea como inicio fuerte, terminar siempre antes de un gran combate puede volverse aburrido. Tened esta técnica a mano cuando se presente la oportunidad, pero no la utilicéis todo el tiempo.

Una Gran Herramienta para DMs Vagos

Terminar antes de una gran batalla tiene sus inconvenientes, pero es una herramienta fantástica para mantener a tus jugadores y jugadoras expectantes y daros un respiro en la preparación de la siguiente partida. Guárdala en tu bolsa de trucos para DMs vagos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario