lunes, 22 de agosto de 2022

Sly Flourish: Personalizar Monstruos

Nota: Este artículo es una traducción de la página Sly Flourish.com cuya autoría es de Mike Shea y del cual tenéis el enlace al post original aquí. Esta traducción se realiza con su consentimiento expreso. Os invito a seguirle a través de su página Sly Flourish y su twitter @SlyFlourish o incluso apoyarle a través de su Patreon. Puedes ver otros artículos traducidos siguiendo este enlace.

El Manual de Monstruos de D&D posiblemente sea la herramienta más poderosa que poseemos los y las DMs y, con unos cuantos ajustes, podemos convertir los 300 monstruos que contiene en su interior, en una selección casi infinita de criaturas para incluir en nuestra partida. En este artículo veremos los diferentes modos para personalizar los monstruos del Manual de Monstruos para que encajen en casi cualquier escenario.

Este artículo se basa en gran medida en la sección «Crear un Monstruo» del capítulo 9 de la Guía del Dungeon Master que sin duda merece la pena leer. Es una gran caja de herramientas para crear y personalizar nuestros propios monstruos. 

Veamos algunos modos vagos de personalizar monstruos.

Describidlo de Forma Diferente

La forma más fácil de personalizar un monstruo en el Manual de Monstruos es simplemente describirlo de otra manera. Podemos hacer mucho simplemente modificando los monstruos con nuestras descripciones. El rediseño de monstruos probablemente sea uno de los trucos más valiosos que tenemos los y las DMs. Podemos hacer esto frecuentemente sin ningún cambio mecánico, pero si queremos añadir un rasgo o dos, podemos hacerlo a menudo justo en mitad de nuestra partida y sin escribir nada. Sólo con la descripción cada orco, goblin, veterano o dragón se convierte en un enemigo único.

Cambiad las Armas y Armaduras

En el caso de enemigos humanoides, podemos cambiar las armas y la armadura para hacerlos únicos y que se adapten a una nueva situación. Muchas veces podemos hacer esto sin cambiar la mecánica. Tan solo hay que llamar a las armas de otra manera, pero usando las mismas ecuaciones de daño. Otras veces podemos cambiar un poco la mecánica. Quizás el daño aumente cuando el esqueleto use un espadón. También podemos dar a las criaturas humanoides una mejor armadura, aplicando la nueva CA que tenga ésta. Un ogro o un troll con armadura de bandas tiene ahora una CA de 17.

El Toque Elemental

Podemos dar a casi cualquier monstruo un toque elemental otorgándole un bonificador de daño y resistencia al daño basada en ese elemento. ¿Necesitamos un escorpión de fuego? Añadid 3 (1d6) de daño por fuego y resistencia al fuego. ¿Queréis un horror ganchudo ácido? Dadle 3 (1d6) de daño de ácido y resistencia al ácido. Siempre podéis aumentar también el daño adicional para los monstruos de mayor desafío, digamos 3 (1d6) por cada cuatro valores de desafío. ¿Queréis añadir algo de variedad a tus monstruos? Aquí tenéis una lista aleatoria de 1d10 variantes de monstruos elementales en la que podéis tirar:

  1. Fuego
  2. Frío
  3. Ácido
  4. Relámpago
  5. Veneno
  6. Necrótico
  7. Radiante
  8. Trueno
  9. Psíquico
  10. Fuerza

Ya está, acabáis de conseguir 10 veces el número de monstruos del manual de monstruos.

Montruos «Terribles» Sencillos

Las versiones antiguas de D&D incluían monstruos «terribles»; versiones enormes, poderosas y primitivas de los monstruos típicos.

Estos son los pasos para crear una versión «terrible» de un monstruo:

  • Aumentad su tamaño en un paso.
  • Doblad sus puntos de vida.
  • Añadid +2 a su bonificador de ataque, daño y CD.
  • Dadles un ataque adicional como parte de su acción de ataque.

Esto hará que tenga más o menos el doble de valor de desafío, teniendo en cuenta que el VD es una herramienta casi sin valor para este tipo de ajustes.

Robad los Rasgos de Otros Monstruos

Cuando ajustamos los monstruos, también podemos robar un rasgo o dos de otro monstruo. Puede tratarse de un tipo de criatura, como ser un muerto viviente para los esqueletos, o un rasgo de monstruo como la fortaleza de muerto viviente de un zombi.

Estos dos ejemplos por sí solos son muy poderosos, permitiéndoos crear gigantes de fuego zombis o givernos esqueléticos.

La Guía del Dungeon Master ofrece modificadores al perfil de características de los PNJs para personalizar los PNJs listados en el Manual de Monstruos, incluyendo las plantillas de «Esqueleto» y «Zombi»; poderosas plantillas para crear una gran variedad de muertos vivientes.

Combinad Monstruos

Más allá de robar uno o dos rasgos, podemos mezclar dos perfiles de características completos para crear algo único. El perfil de características del engendro vampírico, por ejemplo, funciona bien como una plantilla para casi cualquier otro monstruo de modo que podamos convertirlo en una versión vampírica única del monstruo base.

Cuando combinéis dos monstruos de este modo, elegid el más complicado como monstruo base y el menos complicado como plantilla. Un gigante de piedra liche, por ejemplo, funciona mejor cuando el liche es el perfil base de características modificado por aspectos del perfil del gigante de piedra.

Podéis leer más en mi artículo sobre combinar monstruos.

Indicadores de Dificultad de los Monstruos

Los monstruos tienen cierta flexibilidad incorporada que podemos usar para ajustar el ritmo de nuestras batallas. Los puntos de vida listados, por ejemplo, representan sólo la media de los dados de golpe de un monstruo. Podemos mover este indicador hacia arriba y hacia abajo, aumentando o disminuyendo los puntos de golpe del monstruo. Incluso podemos hacerlo durante una batalla si queremos cambiar el ritmo de la misma. Si la batalla se está alargando, bajad el indicador al mínimo para que el monstruo muera al siguiente golpe. Si las cosas resultan demasiado fáciles en un combate contra un jefe, subid el indicador.

Podemos hacer lo mismo con el número de ataques y también con el daño de esos ataques. Un cuarto indicador sería cambiar el número de monstruos en una pelea. Algunos pueden huir mientras que otras veces aparecerán refuerzos.

Aquí tenéis un resumen de los cuatro indicadores:

  • Puntos de vida del monstruo.
  • Daño del monstruo.
  • El número de ataques del monstruo.
  • El número de monstruos en el combate.

Un Pozo Sin Fondo de Monstruos

Con estas pocas técnicas, podéis coger los monstruos del Manual de Monstruos y convertirlos en cualquier bestia retorcida que queráis. Ese único libro es ahora una ventana a un vacío sin fondo lleno de los mayores horrores de vuestra imaginación. ¡Que lo disfrutéis!

No hay comentarios:

Publicar un comentario