lunes, 12 de septiembre de 2022

Sly Flourish: Combinar Monstruos: Usar los Perfiles de Característica de los Monstruos de D&D como Plantillas

Nota: Este artículo es una traducción de la página Sly Flourish.com cuya autoría es de Mike Shea y del cual tenéis el enlace al post original aquí. Esta traducción se realiza con su consentimiento expreso. Os invito a seguirle a través de su página Sly Flourish y su twitter @SlyFlourish o incluso apoyarle a través de su Patreon. Puedes ver otros artículos traducidos siguiendo este enlace.

Hay una amplia variedad de formas en las que podemos cambiar o crear nuevos monstruos en D&D. Podemos simplemente llamar a un monstruo con otro nombre y descripción, lo que se llama rediseñar monstruos Podemos cambiar el tipo de un monstruo, como por ejemplo crear un gigante de fuego dándole el tipo muerto viviente. Podríamos cambiar un puñado de mecánicas, dando a nuestro gigante de fuego daño necrótico en lugar del daño de fuego que suele hacer. En el extremo más alejado de este espectro, podríamos crear un monstruo completamente nuevo desde cero. Francamente, como defensor de los y las DMs vagosno es un proceso que recomiende.

La sección «Modificar un monstruo» del capítulo 9 de la Guía del Dungeon Master ofrece excelentes consejos para modificar los monstruos y adaptarlos a la historia que tenemos en mente:

¿Necesitas un fénix ardiente? Coge el águila gigante o el roc, dale inmunidad al fuego y permítele infligir daño de fuego con sus ataques. ¿Necesitas un mono volador? Prueba con un babuino con alas y velocidad de vuelo.

En muchos casos, este único consejo es suficiente para servir como plantilla de monstruo. Estos pequeños rediseños suelen ser todo lo que necesitamos.

La Guía del Dungeon Master también tiene rasgos de PNJ que actúan como plantillas en la página 282. Merece la pena leer toda la sección «Crear un monstruo» en el capítulo 9 de la Guía del Dungeon Master y revisarla regularmente cuando se trata de personalizar monstruos.

El Manual de Monstruos tiene unas cuantas plantillas de monstruos como ésta que podemos examinar. Los dragones sombríos, los dracoliches y los semidragones tienen plantillas.

Podemos ampliar el uso del Manual de Monstruos utilizando básicamente cualquier bloque de características del monstruo como plantilla para aplicarla a otro monstruo.

Lo ideal es que podamos hacer estos cambios sin escribir nada. No tenemos que crear un nuevo bloque de características. En su lugar, cambiamos dos bloques de características existentes y construimos una nueva variante de monstruo sobre la marcha. Esto nos ayuda a improvisar monstruos así de extraños directamente en la mesa.

Ejemplo: El Cocodrilo Necrófago

¿Qué es esta terrible criatura? El cocodrilo necrófago es un cocodrilo muerto viviente, creado por brujas, con un gusto diabólico por la carne mortal. Se alimentan de los despojos que las brujas desechan o, si tienen la oportunidad, se dan un festín con los mortales que encuentran.

Pasemos a las características. Primero, elegimos el bloque de características al que vamos a añadir la plantilla. Elegimos este bloque de características básicas escogiendo el que tenga más atributos de nuestro nuevo monstruo. En nuestro caso es el cocodrilo. Utilizamos la mayoría de las estadísticas de esta criatura primaria, incluyendo los puntos de vida, la clase de armadura, los atributos y demás. A continuación, aplicamos los rasgos del bloque de características del Necrófago al cocodrilo, incluyendo el tipo de «muerto viviente».

Y en cuanto a los ataques, nuestro cocodrilo necrófago tiene su ataque de mordisco normal, pero gana la parálisis del ataque de garra del necrófago. Esto es fácil de añadir y divertido de ver en la práctica cuando el cocodrilo muerde a alguien, lo agarra y trata de paralizarlo al mismo tiempo. ¡Ouch!

¡Y ya está! Nuestro propio cocodrilo necrófago sin necesidad de hacer ningún trabajo real. Cuando lo estemos dirigiendo, pasamos de un bloque de características a otro cuando necesitemos consultar sus habilidades. No hace falta escribir nada.

Nuestro cocodrilo necrófago es ciertamente más poderoso que un cocodrilo normal, probablemente uno o dos niveles de desafío más altos, pero eso no importa si tenemos un buen conocimiento de las capacidades de los personajes. No os preocupéis por el nivel de desafío si conocéis bien las capacidades reales de los personajes.

Este ejercicio fue bastante fácil, pero ¿qué tal uno más difícil?

Ejemplo: El Gigante de Piedra Liche

En mi partida de El Trueno del Rey de la Tormenta, sustituí al líder gigante de piedra Kayalithica por un liche gigante de piedra más malvado desenterrado del viejo trasfondo de los Reinos Olvidados llamado el Dodkong o Rey de la Muerte. Este gigante de piedra gobernaba su tierra de Dodheim e intentaba abrir una grieta entre el mundo y el plano material negativo. Incluso se alió con un archiliche especialmente vil que, al igual que el Dodkong, pretendía llevar la muerte a Faerun, pero esa es otra historia.

Cuando observamos los bloques de características del gigante de piedra y del liche, vemos que, en casi todos los aspectos, el liche es el más relevante de los dos. Sólo su tamaño hace que un gigante de piedra sea diferente a un liche. El dado de golpe del gigante de piedra es mayor (un d12 en lugar de un d8), por lo que sus puntos de golpe serán mayores (18d12+90 puntos de golpe con una media de 207 y un máximo potencial de 306). Para casi todo lo demás, nos ceñimos al bloque de estadísticas del liche.

Por lo tanto, la forma rápida de hacer un gigante de piedra liche es coger al liche, aumentar su tamaño, y darle un montón de puntos de golpe extra (200 a 300 es un número redondo fácil).

Y ya está.

Incluso nos sobra tiempo para crear un par de gigantes de piedra caballeros de la muerte. Cogemos el bloque de características del caballero de la muerte, aumentamos su tamaño a enorme, añadimos unos 30 puntos de vida extra y aumentamos los dados de su espada larga de 1d8 a 3d8 (un promedio de 9 de daño extra por golpe) para tener en cuenta su enorme espada larga. Todo el resto del bloque de características del caballero de la muerte funciona igual.

Podríamos tener la tentación de dedicar mucho tiempo a conseguir que los detalles sean correctos, pero, sinceramente, no importa mucho cuando entra en la propia partida. Probablemente invirtamos mejor nuestro tiempo en otras cosas, como pensar en las motivaciones del villano, en sus objetivos y en lo que presenciarán los personajes si esos objetivos empiezan a cumplirse.

Integrar las Modificaciones Rápidas en Nuestra Cabeza

Trucos como éste aportan un gran valor a nuestra partida. Cuando somos capaces de modificar rápidamente un elemento del juego en nuestra cabeza directamente en la mesa, tenemos flexibilidad para ayudarnos a mover continuamente la historia en una dirección divertida. Ciertamente podemos pasar una o dos horas creando un monstruo personalizado para nuestras partidas de D&D, y muchos y muchas DMs probablemente lo hagan. No obstante, podemos identificar lo que más importa y conectar herramientas rápidas en nuestra cabeza para dejar que la historia tome el rumbo que sea.

No hay comentarios:

Publicar un comentario