miércoles, 9 de noviembre de 2011

¡Hallazgo!

Hace cosa de un mes (vale, lo digo ahora, pero es que no me acordé que le saqué una foto al acontecimiento) estaba yo desembalando unas cajas de cómics que tenían mis padre en su parcela de Guadalajara y que, ahora que tengo casa, ya iba siendo hora de recuperar y colocarlos en las estanterías del salón. 

¡Qué sorpresa la mía cuando de entre las cajas surgió... ESTO!

Nada más y nada menos que <> de Heroquest

No es que me haya tocado la lotería, en realidad ese suplemento ya lo compramos en el pasado cuando salió en su momento, pero es posible que me tirara varios meses, si no años, buscando el dichoso librito que no aparecía por ninguna parte. Lo busqué en la parcela, en casa de mis padres y en mi anterior casa, pero ningún resultado. Ya di por perdido que pudiera recuperarlo, pero ¡oh dioses Olímpicos, aquí está!

No sé si podéis imaginar el gozo que sentí cuando lo vi sobresaliendo de entre el resto de cómics, pero os puedo asegurar que ni las joyas más valiosas que he podido cazar en Ebay o Bookdepository se pueden comparar con encontrar algo que ya habías dado por perdido (y que, para colmo, siendo un librito en español de un suplemento descatalogado, jamás pensaba que iba a recuperar).