viernes, 14 de octubre de 2011

Hay un momento en la vida de todo friki...

En la que debe tomar una difícil decisión y es compartir sus dados con otra persona. Pero como es con mi amada novia, Heriss, pues se lleva mucho mejor, para qué engañaros. Yo creo que esto de juntar los dados de dos personas en uno no lo había oído de nadie más, pero lo que sí que está claro es que nadie antes lo había grabado (o no llegó a mis retinas).

Aquí está el proceso de hermanamiento dadil en una "ensaladera" que tendremos que llenar poco a poco con nuestras nuevas adquisiciones porque está claro que de momento se nos queda grande (y eso que tenemos una verdadera colección de ellos)