viernes, 22 de octubre de 2010

¡Aqueos! (Axaioi;)

Canta oh Musa, la gloria de los dos Mariánidas,
del deiforme Carlos, famoso por su verbo, y 
de Sergio, Maestro Terrax, fecundo en ardides, 
y de cuántos belicosos aqueos
hicieron caer con su (ju)ego, pues no parecióles
suficientes las almas que se precipitaron al siniestro Hades 
antes de alzarse las llamas sobre la bien murada Ilión. 
Cómo, valerosos, se enfrentaron a tamaña gesta,
tras realizar las debidas libaciones 
a los bienaventurados dioses, que viven en mansiones olímpicas.
De cómo acometieron sus muchos trabajos, como
lo hiciera el fornido Heracles, sin fatigársele el ánimo, 
sin vacilar, ni enajenárseles el entendimiento,
cómo evitaron la negra parca, que hubiera de hacerles
pasto para blogueros y aves de rapiña.

Parió la Grifa, y aquí se desvela el misterio que habíamos guardado durante estos últimos meses (dios, ¿han pasado ya meses?). Muchas gracias a todos los que depositáis vuestra confianza en nuestro trabajo y, por supuesto, suscribo palabra por palabra todo lo dicho por my brother (con las rodillas pegadas in the güanter) en su Domus Magna.

Esperemos no defraudar a nadie, y que la cosa siga yendo tan bien como hasta ahora :) Os puedo asegurar que la cosa promete :)