lunes, 16 de agosto de 2010

¿Por qué hay que jugar a StarCraft II?


Bien, este post es para desmitificar todas esas leyendas sobre que en el Starcraft II no se puede jugar con más razas que los Terran, que la campaña es muy lineal y que las tropas son lo mismo de siempre.

Empecemos el decálogo:

- Llevo jugada la mitad de la campaña y de momento ya he jugado con tropas Terran y con tropas Protoss (genuinamente, nada de mezcolanzas de tener una tropa de apoyo y demás: con mis Nexus, mis héroes, mis tropas especiales, mis construcciones, pilones, etc.). No me extrañaría que en algún momento tenga que llevar a la Reina de Espadas, porque hasta el momento se le está dando bastante protagonismo en la historia.


- En juego online (battlenet) puedes jugar con todas las razas y con todas sus mejoras, edificaciones, etc. Además, según los logros (misiones secundarias y principales) que vas consiguiendo en la campaña te van asignando puntos, lo que hace que te enfrenten sólo con gente que lleva puntuaciones iguales o parecidas a las tuyas. No es la panacea pero iguala un poco las tornas. De este modo no te pegarás con el típico japo que trabaja para la Starcraft TV (un canal sólo para ver combates de Starcraft I, como lo oís).

- Linealidad de la historia: todavía quiero ver el juego de ordenador que no la tenga, incluso si nos vamos a exitazos como Mass Effect, etc. En esta campaña tienes misiones en diferentes planetas y tú eliges con cuales te metes primero y con cuales después. Además hay misiones en las que te hacen elegir un bando u otro (yo ya me he encontrado dos) lo que te puede dar avances de investigación o tropas diferentes.

- ¿La historia es pueril? Y una leche. A mi desde luego no me lo parece. La situación parece desesperada en el universo, el sr. Raynor se ha vuelto un alcóholico rebelde donde la mitad de las decisiones le hacen bailar en el filo de la navaja entre villano y antihéroe. A mi me está encantando, tanto es así que estoy enganchado como si fuese una serie, y como mucho me juego un par de partidas (2 episodios si fuese una serie) al día, para desgranar el enigma.

- Tropas iguales que siempre. Hay un montón de tropas que son las que siempre hemos jugado, así como edificaciones, etc. pero todas ellas se han mejorado de un modo u otro. Los depósitos de suministros se pueden meter bajo tierra para que no estorben a los soldados cuando tienen que moverse por la base, los búnqueres se pueden mejorar para que quepan 6 soldados o que puedas meter soldados con médicos y utilizar los paquetes estimulantes mientras están dentro y el médico los cura...

- Escasez de tropas nuevas: tengo tantas tropas nuevas, completamente diferentes a las del Starcraft I que a veces me pierdo. Me encanta que haya todo tipo de soldados especializados en un tipo de combate o tropas. Por ejemplo tenemos Murciélagos de Fuego para combatir a los Zergs con sus lanzallamas, pero también otros que tienen armas que atraviesan escudos de energía, ideales para los Protoss. Las Valkirias ya estaban en el Brood Wars, pero aquí tienen la función de ser naves que putean a las otras naves con el añadido de que se pueden convertir en andadores de combate, de forma que cambiar su función de aerea a terrestre con su habilidad especial (unidad versatil, vaya).

- Cuando terminas una misión puedes hablar con otros personajes y ver sus opiniones, también puedes ver la tele, jugar a las maquinitas (hay un juego de naves de recreativa para que te eches vicios dentro del vicio (la leche)) y ver objetos que te traen recuerdos (foto de Kérrigan cuando era humana, etc.). Para mi es un detallazo.

- Puedes MEJORAR a tus tropas con el dinero que ganas en las misiones. Gastando créditos puedes darles paquetes estimulantes a tus soldados para que los tengan de base, puedes hacer que los médicos curen más rápido, que los búqueres admitan más soldados, que los fantasmas (o ánimas (ahora hay dos tipos)) ganen invisibilidad sin que ésta gaste energía de sus reservas... hay un montón de cosas.

- Puedes INVESTIGAR nuevas mejoras únicas para tus tropas y edificios gracias a los trozos de materia Zerg y objetos arcanos Protoss que vas capturando en las misiones. Cada vez que acumulas cierta puntuación puedes elegir entre dos opciones de avance (que anula la otra si no la escoges), de forma que te puedes encontrar con mejoras como invocación de depósitos de suministros, un avance para que tu gas vespeno ya no lo tengas que recoger, sino que se "autorrecoja", que tus edificios se curen hasta dejar de estar en llamas y vehículos que tengan regeneración como los Zergs (aunque más lenta), etc.

- Precio abusivo. Aquí cada cuál que opine lo que quiera. A mi me parece que está al mismo precio que cualquier juego que salga nuevo, solo que éste de verdad tiene una calidad sorprendente. Son 60 € del ala, pero también serán muuuchas horas de juego, el día de mañana se pondrá mucho más barato, así que el que se quiera esperar, seguro que en un par de años se venderá por cuatro gordas (yo no he podido). Tengo por seguro que en cuanto salga la campaña Zerg o Protoss me las voy a comprar de cabeza, aunque me valgan lo mismo.

Pues nada, hasta aquí mi apología del Starcraft II (con un poco de suerte Blizzard llamará a mi puerta para contratarme de relaciones públicas de forma vitalicia XD).

Mi usuario de juego es el mismo que mi correo electrónico, así que si queréis agregarme para echar unas partidejas aquí andaré siempre de 23:00 a 0:30 más o menos ;)