miércoles, 16 de diciembre de 2015

Metalocalypse Now


Tomad esta entrada como una apología de la serie Metalocalipsis y del buen hacer de sus creadores Brendon Small y Tommy Blacha más que un lugar donde recibir un conocimiento enciclopédico de esta serie de humor (negrísimo), que ya sabemos que ahí está wikipedia.

Metalocalypse (Metalocalipsis en España) tuvo 3 temporadas dobladas al castellano (en mi opinión, magistralmente) y una cuarta y un especial en versión original. La serie completa tiene una duración un tanto irregular con 20 y 19 capítulos para la primera y segunda temporada y 10 y 12 para la tercera y la cuarta. 

Cada capítulo dura aproximadamente 12 minutos, por lo que en unas 13 horas os podéis ver toda la serie (pensad que es poco menos que verse una temporada de Juego de Tronos, y yo me trinqué la última en 2 días en las vacaciones xP). 

De hecho os recomiendo que os la veáis del tirón para que experimentéis el subidón de la trama y su apoteósico capítulo final (hasta la fecha), el especial: Metalocalypse, The Doomstar Requiem.


Para meternos en harina. Metalocalipsis es la serie de Dethklok, una banda de death metal compuesta por sus cinco oscuros integrantes: William MurderfaceSkwisgaar Skwigelf, Nathan ExplosionPickles y Toki Wartooth, todos ellos basados en artistas reales del mundo del metal parodiados al máximo. Hay una máxima en cada capítulo de Dethklok: Siempre escuchas el último nuevo éxito de la banda y siempre terminan muriendo cientos de fans o secundarios de forma horrible, gore y escatológica. Los que seáis blanditos de estómago estáis advertidos.

A lo largo de las temporadas vamos descubriendo que hay un oscuro antagonista y una aún más oscura conspiración que gira entorno a Dethklok, con profecías, ominosos vaticinios y una total y absoluta ignorancia por parte de los miembros de la banda gracias a los esfuerzos de su manager y abogado Charles Foster Offdensen

Dethklok es una de las 10 principales economías mundiales y va escalando posiciones a medida que todo empieza a irse a la mierda. Cualquier declaración, acto o acción de los integrantes de Dethklok hunden empresas, recursos naturales y países enteros. Y es que sus protagonistas lejos de ser unos tipos taimados y chungos son en realidad unos desechos del famoseo con un poder inconmensurable. 

A lo largo de las temporadas podemos ver que Nathan poco menos que roza la deficiencia mental y le jode expresar sus sentimientos. Muderface es un nihilista autodestructivo repugnante que nadie soporta, pero capaz de hacerte un solo con el bajo con la punta del nabo. Pickles es un drogata, alcóholico, fumeta insoportable y genio de la batería. Skwisgaar es el mejor guitarrista de la Tierra, un mujeriego sin parangón, pero totalmente traumatizado por la promiscuidad de su madre. Por último está Toki, un tipo blando, jovial, alegre, que es el saco de boxeo para el bullying de sus compañeros. Aún así también tiene su lado oscuro (es el puto ángel de la muerte).

Como digo, a lo largo de las temporadas vamos descubriendo nuevos secundarios y antagonistas que aman o quieren destruir a Dethklok a partes iguales a cada cual más desternillante que el anterior. Quizás el que se lleva la palma es el Dr. Rockso, el payaso del metal y el mayor drogadicto que ha parido la madre Gea. En serio, le pega mucho a la coca.


Y si no fuera poco con los finales de temporada, que no suelen dejar indiferente a nadie con sus apoteósicos capítulos finales, crearon la obra de arte que pone broche final a la cuarta temporada y que es conocida como el Metalocalypse: Doomstar Requiem. 

Todo lo que os pueda decir de este capítulo se queda muy corto. El subidón después de ver esto te deja con unas ganas atroces de ver el final de esta apoteósica historia. Nos acercamos a su visionado con escepticismo sabiendo que se trataba de un musical, ¡¡pero es que es un musical MUY BUENO!! Con todo tipo de estilos musicales entremezclados con el tema principal así como una trama realmente acojonante (se me ponen los pelos como escarpias cada vez que lo recuerdo), pero siempre sin olvidar que esta serie es una serie de humor pues está plagado de momentos de mucho descojone.

Pues bien, en octubre abrieron la petición desde http://metalocalypsenow.com/ para pedir a las cadenas Hulu y Adult swim que se hagan cargo de financiar la miniserie que dará carpetazo final a la historia, que nos ha dejado a todos mordiéndonos las uñas desde el 27 de Octubre (mi cumple :D) de 2013.

Y es por eso que os pido que os veáis la serie, os entusiasméis como tantos otros fans y pidáis a través de las redes sociales que terminen la serie porque creo que va a merecer y mucho la pena. Una jodida joya. Nosotros por nuestra parte nos unimos al Ejército de la Estrella de la Perdición como dos klokateers (los esbirros de Dethklok de su fortaleza: Mordhaus).

¡LARGA VIDA A DETHKLOK!


¡ÚNETE AL METALOCALIPSIS!