lunes, 6 de octubre de 2014

Ludo Ergo Sum 2014 (LES 2014)


Yo soy así, voy a unas jornadas hace tres semanas y las reseño ahora. Más vale tarde que nunca, dijo una vez un sabio...

Pues como no podía ser de otra forma, el sábado me pasé con +Heriss a ver qué se cocía por las Jornadas un año más. Allí nos presentamos a eso de las 10:30 y para nuestra sorpresa ya no quedaban partidas de rol O_o 

No obstante tras una exclamación de "El Rol Ha Muerto. ¡Larga Vida al Rol!" uno de los esforzados camisas naranjas se sacó una partida de Al Filo del Imperio y satisfizo la enorme demanda de partidas que seguía habiendo. Curiosamente la partida que jugamos fue una que ese mismo máster nos dirigió en los Edge Days que hace un par de años se celebraron en un hotel de Madrid, pero como sólo pudimos jugar una hora para probar el juego la dejamos a medias. Pero en las LES... ¡sí que la terminamos! 

Satisfechos con lo jugado y decididos a continuar nuestra gesta de caza de partidas, nos fuimos a comer y la verdad es que nos pusimos como el tenazas en un bar de la zona, con comida casera muy rica y abundante. A las 15:45 ya estábamos de nuevo en el recinto, pues sabíamos que si no llegábamos antes de que abrieran las mesas de inscripciones (previsiblemente entre las 16:00 y las 16:30) no íbamos a pillar partida. Además queríamos jugar una en concreto, la de Dreamraiders del amigo +Sacaluga al que pudimos saludar poco antes de irnos a comer.

Flipando nos quedamos al ver que la cola de inscripción llegaba ya a la mitad del recinto. Apabullante. En ese momento de hecho nos cruzamos de nuevo con +Ismael  y le prometimos que lo íbamos a intentar, pero que la cosa estaba complicada (y eso que su partida tenía dos pases por la tarde). Por algún tipo de error administrativo que nos benefició, conseguimos plaza en la partida para el segundo pase (los camisas naranjas creían que sólo había un pase y a unos pocos delante nuestro les dijeron que no había ya plazas).

Como eran las 16:00 y faltaban tres horas hasta nuestro turno de juego decidimos explorar un poco el recinto y saludar a todos los coleguillas roleros de la bloggesfera, gplusfera y otras -eras. Mientras estábamos en la cola pude saludar a +Mae que iba con prisa hacia la zona de su editorial. También pude dar un abrazo de oso a +Crom y al fin desyoutubizarle. La cosa fue curiosa, porque fue como saludar a un viejo amigo al que llevaba tiempo sin ver, cosas que pasan supongo cuando sigues a alguien a través de sus vídeos ;) 

Más tarde nos cruzamos con +Steinkel con el que estuvimos hablando de diversos asuntos aunque no tanto como hubiera querido, pues siempre ronda a su alrededor todo tipo de satélites fans de sus juegos y su trabajo, y hay que ceder sitio también para que conozcan a las celebrities del rol, jeje.

Tuve la suerte de pillar a +Tretze en el stand de Holocubierta y también desgpluszarle y charlar acerca de su cómic, el próximo volumen que sacará para finales de año y un encarguito que le contraté hace unas semanas y que lo veréis en breve en este blog (una gozada el resultado final). Fue cosa de un saludo relámpago lo que tuve con el gran +Carlos Hidalgo pero no pudimos entretenernos apenas un minuto porque empezaba la partida de Dreamraiders y ya llegábamos justitos ;P

Antes de jugar tuve la ocasión de sacar unas cuantas instantáneas de la segunda edición de Callejeros Roleros: Indigencia Rolera & Satarichi. Partidas clandestinas de Satarichi, amigos. Para colmo la partida más multitudinaria (creo que fueron entre 9-11 jugadores), con muertes desternillantes, pifias difíciles de asumir por las reglas de la física y un sinfín de anécdotas y risas estentóreas. 

Aquí +Crom pontificando la palabra de Satarichi como profeta del juego y hater supremo


En esta ocasión también pude saludar (y desinternetizar) a unos cuantos autores, bloggeros y frikis en general como fueron +Rodrigo García,(que pudimos hablar convenientemente el domingo) +Tiberio (que pudimos saludarnos durante la partida de Star Wars), +Vanessa Wed+Erekíbeon (que me trajo mi Campaña de los Mil Tronos luluizada en castellano con maestría y que me guardaba desde Octubre del 2013...), +Jose Manuel Real (que se hizo con mi Rastro de Cthulhu), +Rafa Falopowel y Carolina (con los que estuve charlando sobre la grabación de las +Tierra de Nadie por el equipo de +Morwen Productions y que, por cierto, en unos días empezaremos a ver sus vídeos...) y tantos otros.

Como digo jugamos la partida de Dreamraiders con el genial +Sacaluga, mi querida +Heriss, el fiera de +Miqui, la guapa +Inma Rico y el abrazable +Enrique J. Vila. La partida genial, como siempre que nos dirige Ismael, pero no diré nada que ya se sabe que contar un poco de Dreamraiders y contar mucho para cualquiera que no haya jugado. Sigo pensando que es un juegazo y no comparto las críticas de dificultad para entender las reglas o la absurda queja de "es que se tiran muchos dados", ¡pero si casi todos nosotros los coleccionamos por arrobas! xD

Durante la partida pude saludar también a Meine con el que comí el domingo tras la partida de Ufos & Uzis. La crónica de ese día la podéis ver en la página oficial del juego AQUÍ.

Conclusiones: Ahora toca la hora de los elogios y las quejas, pues qué sería de un evento sin sus pequeñas cosas. Empecemos por lo malo. Me duele la boca de decirlo, pero este evento requiere de un nuevo recinto para albergarnos a todos. La partida de Dreamraiders decidimos jugarla en el exterior porque el sábado por la tarde no se podía ni respirar. El lugar no está ventilado adecuadamente para tal afluencia de gente durante tanto tiempo, las mesas de juego ya son a todas vistas insuficientes, no sólo en rol sino en todas las actividades. Si quieres poner más mesas de rol tienes que quitarle mesas a los de tablero y viceversa. La afluencia de este año ha sido de 1700 inscritos sin contar los que curioseasen sin inscribirse. Con esas cifras creo que va siendo hora de hablar con el ayuntamiento o el organismo correspondiente para que se estiren y den aún más de lo que dan. 

+Ludo Ergo Sum se hace mayor, ha sacado músculo y se ha demostrado que la cuna donde dormía hace años ya le hace sacar los pies por arriba y eso no puede ser. Las jornadas ya son tan conocidas que la gente se desplaza desde todos los rincones de España para asistir (Galicia, Murcia, País Vasco, Cataluña, Andalucía, etc.) y creo que ya no somos unos frikis de sótano que nos conformemos con cualquier cosa. No puede ser que haya un servicio de chicas y otro de chicos para los cientos que nos congregamos allí (el recinto tiene más pero no se abren para su uso, y los que se abren tienen mal mantenimiento: puertas que no se cierran, sin papel higiénico, etc).

Sé que desde aquí es fácil decirlo porque a mi no me toca negociar estas cosas, pero os insto a reflexionar si no serían todavía mejores si el mercadillo pudiese extenderse tanto como necesitasen para que todo lo que se lleva se pueda ver correctamente en lugar de quedar apilado en rincones donde tienen peor visibilidad, donde puedan venir más tiendas y editoriales a realizar la promoción de sus juegos y aportar su granito de arena. Y un dato innegable, aunque los 1700 no están a la vez en el recinto, no estaría de más un lugar más espacioso por temas de seguridad.

Lo bueno, muchas cosas. Personalmente conseguí vender prácticamente todo lo que llevé, sólo quedaron cuatro cosas sin vender así que me hice con una buena cantidad de leuros para mis frikeces. Me hice con unos dados alienígenas que brillan en la oscuridad y son la joya de la corona de mis partidas de U&U desde ahora. Hablé con mucha gente y les saqué del entorno virtual en el que los tenía encuadrados, me lo pasé teta jugando a rol y dirigí una partida que dejó a todos mis jugadores encantados (para colmo hasta me hicieron una oferta editorial), me hice con el CD rolero, jugué por primera vez a Warhammer sin que yo fuera el máster de la partida (y encima con escenografía de +Instant Dungeon que no se puede jugar con nada más molón ;D). 

¿Qué más se puede pedir...? ¡Pues otro recinto! Que no me cansooo de decirlo, jajaja.

Bueno sí, también conseguimos la foto más genial de las jornadas: Los Cuatro Jinetes del Rolerocalipsis