jueves, 25 de marzo de 2010

Taller Rolero: 5ª Entrega

Pues aquí está mi ejercicio de la 5ª Entrega del Taller Rolero de Pedro J. Ramos, en esta ocasión trataba sobre "Reglas". Espero que os guste:

EL DADO FUNESTO

El carácter mítico de Tifonomaquia exige que los personajes se conviertan en Agentes Divinos (ver pag. 8-13 del Companion de M&M) al comienzo de su andadura ya que los retos a los que se enfrentarán son verdaderamente desafiantes. Uno de los poderes más desequilibrantes de esta clase de personaje es precisamente la disposición de las Intervenciones Divinas de los dioses.

Para igualar las tornas el Maze Master puede aplicar el llamado Dado Funesto o Dado de la Moira en un combate que él decida. El funcionamiento es sencillo: por cada Intervención Divina utilizada el Maze Master gana un Dado Funesto que puede aplicar a un combate posterior a dicha Intervención sobre el Agente Divino que la convocó.

El Dado Funesto es un d20, que se aplica a todas las tiradas de ataque, tiradas de salvación y en definitiva cualquier tirada que implique un d20 para su realización. Lo ideal es que el Dado Funesto sea de color negro o al menos de un color diferente al que utilice el jugador al que se le aplica (¡aunque un dado negro siempre le dará más miedo!).

Mientras el Agente Divino saque una tirada por debajo del Dado Funesto, ésta permanecerá como tirada válida. Pero si saca una puntuación por encima deberá repetirla, de modo que la nueva tirada será la definitiva (no tirará de nuevo el Dado Funesto en esta ocasión).

Como podéis haber deducido, aplicar una Dado Funesto en un combate provoca que las tiradas altas o afortunadas de los Agentes Divinos siempre se repetirán, mientras que las tiradas bajas o desafortunadas permanecen (¡No subestiméis el poder del Dado Oscuro!)

Ejemplo:

Pyros, el Hoplita de nivel 5 y Agente de Atenea, solicitó la Intervención Divina de su diosa en un episodio anterior y ahora se enfrenta a un grupo de Petreos comandado por Briareo un Gigante de Los Nueve. El Maze Master indica que en este combate Pyros sufrirá la maldición del Dado Funesto. Briareo arroja una roca contra Pyros, por lo que debe pasar una tirada de Evadir Peligros de 15 para escapar. Pyros tira y saca un 9 mientras que en el Dado Funesto saca un 2. Si no fuese por el Dado Funesto el total de sus modificadores daría un 20 (tirada de dado = 9 + Evadir Peligros (Ingenio (0) + Voluntad (+5) + Suerte (+4) = 9) + Égida (+2 tirada de salvación) = 20). Como ese 9 es mayor que el 2, Pyros debe repetir la tirada. Esta vez saca un 2 (+Evadir Peligros (9) + Egida (2)) = 14. Por tan sólo un punto Pyros recibe 3d6 de daño cuando la piedra cae sobre él. ¡El combate se empieza a torcer para nuestro héroe!